martes, 28 de junio de 2011

Foto en Ordesa y el efecto mariposa



Algunos detalles acaban generando grandes efectos: Es sorprendente la cantidad de ilusiones que puede despertar una sola fotografía.


Foto que recibo en junio del 2011


Ordesa, verano del 2008. Vicenç y yo abordamos una vía de Mikel, siempre con mucho respeto. El día resulta exitoso: nos llevamos al zurrón Asken Guda Dantza, un saco de sensaciones y algunas experiencias. Erramos el recorrido en varios largos, entre ellos el último. Buscando la salida intuimos una placa descomunal y desplomada que nos fuerza hacia la izquierda. No escapa a unos ávidos ojos entrenados a descubrir líneas.

Después de repetir vías poco convencionales en Ordesa, siempre esbozamos una topo a complementar con una buena fotografía.

Remi se enrolló y me envió un par de fotos de gran calidad para actualizar la reseña de Asken Guda Dantza.
Los trabajos en favor de la comunidad a veces reportan beneficios inesperados: A la derecha nos esperaba una sucesión de diedros, fisuras y desplomes que llaman poderosamente la atención y acaban en la descomunal placa intuida días atrás. Memoricé el dato.


2009, momento personal complicado, que en mi caso redimo con penitencias y escaladas en solitario. Echo mano de la "lista de obsesiones", buscando un lugar fresco y a la sombra. Recupero el apunte. Me espera una línea en la Fraucata.
Consigo abrir apenas dos largos cortos que acabarán convirtiéndose en uno interminable. Tanta soledad oprime. Sucumbo a la tentación y cambio el miedo del solitario por la alegría del compañero.
Además, esta pared bien vale un asalto sin chapas.
Un amigo añadiría que también merece un intento en libre. Porque como dijo el "pinche cabrón", en una ruta de escalada libre hay dos formas de abandonar: rapelando hacia abajo, o superando las dificultades a golpe de pedal. Yo, lo confieso sin rubor, he abandonado casi tantas vías por abajo como por arriba, y encima me las he apuntado de "éxito".

Así pues ese mismo verano el dúo calavera (unai y el menda) atacamos el proyecto todavía sin nombre y sin la certeza de si saldrá en libre, con el convencimiento de que pasará sin chapas o no pasará: En nuestro diminuto petatillo no viajan chapas ni taladro.


La roca, excelente en las dos primeras tiradas, se vuelve un tanto "crustiñant", a medio camino entre los característicos hojaldres ordesianos y los genuinos encofrados montrebeianos. Abrimos otro largo particularmente complicado y el día se agota.




Entretanto Asken se populariza gracias a la topo actualizada y registra varias ascensiones, incluyendo un par de errores que acaban "empujando" nuestro intento algún metro hacia arriba, provocando grandes dosis de emoción a los errantes. Son Arkaitz y Mikeltxo, y más tarde Manu quienes contribuirán a la limpieza del incipiente recorrido.

El verano se acaba, y la Fraucata cierra sus accesos bajando temperaturas. La línea esperará al 2010

2010, el VALLE bulle con el rumor de la inminente aparición de una guía de Remi y Christian. Sentimos la presión para terminar nuestra línea en la Fraucata y que aparezca en la publicación para demostrar nuestra hazaña, vanos deseos de gloria.
La polémica en torno al "exceso" de chapas y la prohibición del taladro nos espolea.

Siguiendo la política de fichar a los mejores, convenzo a Manu y le integramos en nuestro equipo, olvidando que TRES es un número aterrador cuando exploras las zonas desplomadas de Ordesa, un universo oscilante trufado de bloques, lajas y guillotinas.

El día se levanta húmedo y caluroso. La roca pierde tacto incluso a la sombra de una pared Oeste. Manu jurará mientras agarra cantos con tacto sobado, sufriendo en un largo cotado originalmente de 7a. Llega a la reunión exhausto, y agota sus fuerzas tirando de mi cuerda. El recorrido que nos aguarda es una mezcla tienda de electrodomésticos y de cacharrería llena de cuchillos puestos del revés, burlando las más elementales reglas de la física.
Unai se viste de caballero medieval cambiando armas por fisureros, y empieza su particular guerra de la que sale airoso. Desplome oblicuo con tramos muy obligados. Otra vez abominable, otra vez sólo 7a.

Mis nervios se derrumban imaginando cuerdas demasiado finas para resistir tanto filo. Llego a la reunión con todo tipo de trampas, reasegurado a una cuerda que instalamos a modo de estática para preservarnos la retirada.
Me ceden el dudoso privilegio de empezar el que será nuestro último largo del día, apenas 15 mts por debajo de la placa que encendió nuestros sueños y pesadillas. La roca pudre durante 5 metros. Ese es el motivo de tanta"generosidad". El día se agota antes de alcanzar el objeto de nuestros deseos.

Es noche. Una sucesión de 5 rápeles desplomados y acongojantes nos depositan en el suelo.
Mi "coco" se satura de Fraucata para lo que resta de verano. El proyecto que abordamos a capítulos, como una telenovela, sigue inconcluso.


Ese verano volveríamos a Ordesa, al Tozal, a seguir experimentando las posibilidades de abrir sin expansiones en este terreno de juego privilegiado. Bildurra (miedo en Vasco) surgió fruto del miedo, no tanto por la exposición de los largos del Tozal como por los temores que anidaban en mi subconsciente preocupado ante un eventual regreso a la Fraucata.


2011, primavera
Unai me envía una foto.
¿Quien tuvo la maldita idea de regalarle una buena cámara?
A los pies de la pared de la Cascada disparó una foto que resolvía las dudas que le han carcomido este invierno: ¿La placa pasará en libre?

La técnica ayuda. Una lente de calidad, una cámara con alta resolución, un zoom potente y el ordenador han bastado para limar parte de esa incertidumbre. Se intuyen fisuras.
Pasar pasará. Sólo queda saber si seremos capaces -si él será capaz- de hacerlo en buen estilo.

Ordesa, Fraucata, un sueño (ametz, en euskera)
alea jacta est

miércoles, 22 de junio de 2011

vídeo-corto del pempenús

Algún día aprenderé a editar los vídeos. De momento, habrá que conformarse

Corto de la caída de Martín en la Melon's Obsession, Pempenús, 7b (o más), 7b obligado
Me perdí el primer vuelo de Manu, imposible filmar y asegurar a la vez en largos así de tensos


video

Dirección técnica: Santi por explicarme cómo girar los vídeos
Dirección de exteriores: Eneko y Jose, por montar un magnífico decorado
Actor principal: Martín, un hombre sin miedo
Figurantes: Manu, el asegurador dinámico

miércoles, 15 de junio de 2011

Escuela de vuelo PEMPENÚS

Manu poniendo a prueba los bolts de L1 de Melon's Obsession, la obra maestra de Eneko y Jose


Montañesa se ha convertido en un laboratorio puntero de la escalada de pared. En los últimos años se han abierto algunas rutas que merecen estar entre las mejores del Pirineo, y dos de ellas probablemente entre las más duras.

- SuperEnergy, de Oriol Anglada, Marisol Monterrubio y Jesús Ibarz
- Melon's Obsession, en el Pempenús, de Eneko César y José Zabalza

El domingo intentamos la segunda.


Engañé a Manu y a Martín, dos titanes de la escalada en pared.
Aproximación agradable en algo más de hora y media, peso repartido, y bocata a pie del muro. Cuando te plantas en la base de la pared no entiendes cómo pueden subir por ahí en libre (la realidad se encargaría de corroborar esa primera impresión).

Tenía referencias de que el primer y el último largo eran los más duros, no tanto por grado como por obligatoriedad. Los ingleses tienen una palabra para definir rutas con compromiso. Esa palabra es bold.

30 o 35 metros donde a partir de los 10 metros no puedes añadir ningún seguro adicional a los tres bolts que protegen el largo: sencillamente acojonante.


Manu alcanza el segundo bolt del largo.
Sube, baja, prueba,
y .... vuela.


Encuentra una secuencia que debería permitirle alcanzar el tercer expansivo, pero esos movimientos fuerzan su hombro. Hace apenas mes y medio que se le salió, y burló el quirófano a base de ejercicios y recuperación. No puede arriesgarse a una recaída y renuncia a terminar.
Nos invita a probar.


Yo me largo, he visto de qué va el tema y ni en el mejor de mis sueños aspiraría a intentar el largo de primero. Mi cabeza ya arde al pensar en los largos 2º y 4º que me corresponderán de mantener el trato cerrado horas antes en la mesa de un bar, los teóricamente "fáciles".

Martín se siente con fuerzas y acepta el reto.


Lleva escalando una semana seguida, acaba de abrir una ruta nueva con Christian, y anda más cansado de lo habitual. Aun así descubre la secuencia y prueba

Esta vía exige mucho, tanto que después de varios vuelos Martín prefiere esperar y volver otro día en plenitud.

Es ahora cuando me correspondería dar el paso al frente y probar. Demasiado grado, demasiado duro, demasiado obligatorio. No me atrevo, sencillamente.
Hace apenas una hora me escabullí alejándome 100 metros con la excusa de encuadrar mejor las fotos. Fotos que podéis degustar aquí.

Cuesta mucho aceptar una retirada, y dudamos entre las cervezas del bar Ambrosio o seguir escalando.

Como dijo Carlo Grassi, el maestro del hielo, "soldato che fugge è buono per un'altra volta" (el soldado que huye es válido para otra batalla), y así, en un intento de restituir mi vilipendiada dignidad, propongo Les Gouts des Autres, magnífica vía de Christian que bien merece un "viaje" al Pempenús.
Resignados aceptan, y para tirar de motivación me ofrezco a empezarla.

En la primera reunión abandonamos a Martín, quien se dedica al noble arte de la siesta.
Manu abrirá el segundo largo bajo un sol de justicia que termina por hincharle los pies. Escogió unos gatos prietos pensando en la otra vía... Así que también él se instalará cómodamente en la segunda reunión dejándome el tercer largo, una placa soberbia de adherencias y movimientos técnicos que exigirá todos mis esfuerzos.


El último largo lo obviamos. Ya lo hice dos años atrás y desmerece la belleza de los anteriores.
Rapel down the route.




En Montañesa también existen vías buenas menos extremas.

El sábado repetimos (esta vez, sí, hasta arriba) DEVORANDO LA VIDA, una ruta del Tronko y Papila que realmente merece la pena. Por el entorno, por la roca, por la vía.

No os confundáis con el grado, nos pareció a todos más duro de lo que indica. Recomendable dominar el 6b de pared. Me pareció especialmente exigente el primer largo, con un largo tramo entre un pitón y el primer bolt donde cuesta añadir seguros.


Lo pasamos bomba animando a Diana en L2

Y animándola en el diedro de 6b+ de L4, tan magnífico como exigente



El lunes, fiesta en Catalunya, abordamos los tochos de Jean Michel, un "jovencito" de 62 años que ha equipado un pequeño GRAN sector en un muro fantástico al pie del Pempenús.
Todavía "en construcción", ahora predominan los grados de 6a a 7b, y se adivinan proyectos duros. Bravo y gracias por tu trabajo.




Topo de Melon's obsession, un rutón que espera 1ª repetición. Calidad, grado y huevos


Orgullo gay en Peña Duascaro provocó ciertos comentarios por sus (exceso?) chapas. Esto es LA liberación gay, y demuestra que el taladro bien empleado no mata la aventura sino que crea enormes retos. Felicidades a los abridores, mi más sincera admiración.

martes, 7 de junio de 2011

Un Día de Lluvia (collegats), una día radiante (terradets)

Peladet, R6

UN DÍA DE LLUVIA, intento de apertura en Collegats, Roca del Diable

Este finde anunciaban tiempo inestable, mañanas de tregua, tardes tormentosas.
Eché mano a mi lista de proyectos buscando las etiquetas de LLUVIA, un atributo que merecería destacarse en las guías, reservando esas vías para los días en que el tiempo no acompaña. Y es que ni sé ni puedo renunciar a mi dosis semanal.

Nos dirigimos a la Roca del Diable, Collegats, bajo una lluvia persistente que nos despertó hacia las 6 de la mañana. Impensable madrugar tanto con otro que no hubiera sido el mestre Llop. Nos esperaba una nueva línea que serpentea esquivando grandes techos y que acabó saliendo redonda. El agua que escurría del diedro somital nos detuvo a 15 o 20 mts de la cima. Habrá que volver para concluir y para arreglar el primer largo.

Largo 1, inicio en unas chorreras azules que admiten protección limpia


Largo 3


Largo 4, un leve y continuo desplome




Hoy, viendo la foto de la pared con perspectiva, intuyo otro final a la izquierda del que proyectamos el sábado. ! Y bueno !


Indescriptible la sensación de escalar una pared contemplando el aguacero. Sólo nos alcanzaban algunas gotas arrastradas por ráfagas de aire. Gore en la reunión, y un chaleco de plumas. Santi en R3


El primero escalaba con un simple forro ajeno a los elementos, ocupado en arañar metros a una roca generosa en canto y en adherencia, por lo general excelente.
El sol apareció tímido entre chaparrón y chaparrón.

Si exceptuamos el primer largo con un par de metros extremos, predomina el 6b/c, algo sorprendente teniendo en cuenta el carácter levemente desplomado de la pared.

Volveremos!




UN DÍA RADIANTE, Peladet

El domingo amaneció gris en el Pallars.
Santi nos dejó y se apuntaron Eli, Mamen, y Mariona.

Hacia las 10 de la mañana se intuía que la jornada saldría agradable. El Peladet nos obsequiaba con una temperatura deliciosa para aproximar y para escalar, entre sol y sombra. Como Mamen ha tachado casi todas las vías de allí, no costó mucho convencerla para probar la que acabamos hace apenas 15 días: Mestre llop.

Luego llegaron Silvia y Sergi. Venían a la misma vía y previendo atascos cambiaron a la del Pol y el Tronco, Mar de Placa. Comentaron que muy buena y bien abierta, muy difícil y expuesta. Tricams casi imprescindibles, juego fisus, dos micros, y juego completo de camalots hasta 4


Aquí van unas fotos de Mestre Llop.

Mariona, de "jefa", en el L2 antes de la zona de chapas

Primer chapaje en L2. Hasta aquí 20 metros sobre protecciones flotantes.


Eli, Mariona y Mamen en R4, silencio imposible...


Vista general del L7


Mamen apretando en un chapaje difícil de L7, protegida por un clavo "retroequipado"