lunes, 5 de noviembre de 2018

Matador, Cienfuens


MATADOR

La franja entre Aragón y Catalunya siempre tuvo un cierto apego a los toros, espectáculo que despierta pasiones enfrentadas, dicotomía que oscila entre arte y tortura, tradición castiza que se escribe con eñe.

Nunca fui a los toros.

Si acaso los vi retozando en la dehesa, rumiando tranquilos, campando entre vacas y terneros. Una vida idílica al precio de dos horas de agonía. Infierno para unos, espectáculo para otros.
A pesar de la plaza, no albergo dudas entre ser toro de lidia o buey de granja

Los he visto en los encierros, en la calle tras la barrera, mientras arremetían contra los mozos que osaban desafiarlos. Es un monstruo grande que infunde respeto, miedo.

Apenas los vi en los informativos, cuando todavía televisaban sumarios de la Fiesta Nacional.
La lucha entre el astado y el diestro solía concluir con la muerte del toro y la gloria del torero,
pero a veces el matador se convierte en víctima y el morlaco en vencedor.

Siempre me fascinaron las historias de héroes caídos, metáfora que encarnan hoy algunos deportistas.

El alpinismo tiene algo de taurino.
La épica, la bravura y, unas pocas veces, lo incierto del resultado.


Abrí Matador con Santi, el último largo con Ester.
Dura, suficientemente buena como para merecer un tiento, con un último largo casi deportivo al principio, incierto en su tramo final.


Primer largo, fisura limpia (ahora)


Cuarto largo, antes del desfase



No es mala idea llevar cordino y escalar libre de peso izando cuando os convenga.



A su derecha, entre Lagarto Kundalini, ¿quien no ha visto una fisura atraviesa el perfil más arrogante de Cienfuens?

Sorprende que permaneciera virgen... hasta que recuerdo la cantidad de bloques que arrojamos en el primer largo, y en los que amenazaban el segundo.

Abierta con Sergi sin taladro en un fin de semana.
El primer largo en artifo, el segundo a paradinhas, el resto en libre.

DESCOMUNAL el segundo largo, quizás la fisura más bella que haya abierto hasta la fecha.
Más arriba pierde parte del interés, al disminuir la dificultad y la calidad de la roca.
Nos exigirá una revisión del final. Mejorar siempre conviene.


jueves, 18 de octubre de 2018

apología del buen segundón

ODA al buen segundón.

Nada tan necesario como un segundo competente

Dice el aforismo que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer.
En la escalada, detrás de un gran capo-cordata siempre hay un enorme segundo.

Injustamente denostado en la literatura montañera, un Segundo competente suma y mejora a su primero, de mayor fortaleza física o mental, y contribuye desde el relevo a la entereza de la cordada.


Evitarás al segundón pusilánime, de espíritu pobre, que socava la fuerza del líder.

 segundo pura casta


primero descuidando a su segundo

Más descuidado... Su parsimonia delata que no se trata de un verdadero "segundón"

a veces da lo mismo, primero o segundo


La historia está llena de magníficos comparsas. Indispensable Navarro para Rabadá, Expósito para Cassin, o Paquitu con Anglada.



No es fácil ser un BUEN segundo.

La paciencia, virtud siempre necesaria

más en una austera cara norte


He aquí un pequeño manual con las principales virtudes de un buen segundón:
  • Debe ser un gran amigo del primero, y admirarlo con devoción. 
  • Se le requieren ciertas dosis de narrador. Ya en el bar, un gran SEGUNDO ocultará los méritos propios y las flaquezas ajenas. Ensalzará a su primero de cordada. 
  • Aunque parco en técnica o fuerza explosiva, se le exige resistencia numantina y fiabilidad a toda prueba, sin altibajos. El primero exitoso preferirá un segundo constante a prueba de error, sea cual sea su nivel, y que nunca se agote de golpe. 
  • Capacidad de carga y trasiego de materiales. Es mula, no caballo de carreras.
  • La ingenuidad debería formar parte su carácter, cualidad algo reñida con su también deseable experiencia. Sólo así un primero manipulador logrará engatusarlo para afrontar aventuras épicas.
  • La modestia contribuirá a la salud de la cordada. El primero debe exhibir seguridad, el buen subalterno, en cambio, alabará a su compañero incluso cuando los papeles se tornen, mintiendo si es preciso sobre la dificultad del largo a fin de preservar la entereza mental del líder.  

a veces mola llevar la cuerda por arriba

otros, por mucho que se esfuercen, nunca serán (buenos) segurndos



Para otro post reservaremos el tema del Primero Caníbal, jefes de cordada que consumen a sus compañeros hasta la extenuación. Nada tan peligroso como unirse a un Primero Caníbal.

martes, 9 de octubre de 2018

Escalada SALVAJE

Ordesa, un teatro superlativo donde expresar nuestro lado más animal.

Si algo define a las escalades del VALLE es su carácter bestial y salvaje. No importa el grado.
Las sensaciones de espacio, aire y poderío te embargan desde el primer metro.
Tiras de las presas con toda tu fuerza, navegas entre bloques amenazantes, algunos reaccionan a tus manos, producen música y vibran. Y cuando estás a punto de desfallecer, alargas un pie hacia un relieve que sobresale detrás tuyo y te recuperas.
Respiraaas.

Escalada 3-D, técnica, creativa, exigente para todos los músculos de tu cuerpo: espalda, rodillas, piernas, brazos, empotramientos de manos, regletas, planos, adherencias.
También solicita hasta el último recurso de tu cabeza, y sangre fría para lidiar con lajas amenazantes,  hojaldres blandos, filos de navaja, gestión de cuerdas, aseguramientos dinámicos, disipadoras.
Te encomiendas a tus fisureros, microfriends, tricams, totems y camalots.

Brutal todo. Un universo de sensaciones con epicentro en el estómago, irracionales.
Sólo quien las haya experimentado será capaz de entenderme...  me resulta imposible explicarlas.
En un mundo donde triunfan las "experiencias" enlatadas, las etiquetas de lo #extremo, el Parque supone un reducto de autenticidad, un regreso al origen, a lo básico: dormir, comer, SOBREVIVIR.


Prohibido caer... una máxima aplicable sobretodo en los largos fáciles que ha ido mutando a merced  de las innovaciones técnicas de aseguramiento limpio, y a la evolución del grado en los escaladores punteros.
Pero incluso en los séptimos, a veces caer no es opción.

emoción en el sexto largo de Askatasunaren



Evito las multitudes.
Sólo me acerqué al Valle una vez en primavera (José Mª Morros + Antrophos al Tozal)
y dos veces este otoño, cerrado ya el servicio de autobuses.


Divina Comedia 2.0, en su versión moderna y re-equipada.
Algunos bolts en las Reuniones, los clavos repicados y, sobretodo, el saneamiento de la ruta para facilitar su ascensión en libre la convierten hoy en una de las mejores vías de Ordesa , condición eso sí, de andar sueltos en el 7a.
Más de 15 ascensiones desde su reequipamiento a fines del verano atestiguan el éxito de la empresa.

Reequipamiento, que no RETRO.
Me gusta mucho la reflexión de Juan Tomás, autor de la vía y perpetrador de esta actualización hecha con gracia y estilo. info Juan Tomás

Con Ester la gozamos.




Santi la sacó a vista quince días antes.
Yo caí derrotado en el primero de los séptimos.



Y un ejemplo más austero, Askatasunaren Bidean! , de Iker y Unai.
Sólo 7a+... sólo, que bastó para causarme honda impresión.

Sus autores, la noche anterior a la ascensión, se encargaron de erizar nuestros nervios: "es más dura que la Bizcochito" espetaron.
Cabrones. El domingo amanecimos temprano, mal dormidos. Soñando entre goce y pesadilla con el monstruo que aguardaba tras los muros de La Pared de la Cascada.
despertando en L1

Qué embriagador masticar el miedo en su forma más pura, apenas sin margen.

Y ya cercano al descontrol, tiré de amigo, (héroe para mi), de comodín.
Arkaitz me sacó las castañas del fuego. Se comió las suyas y parte de las mías.
Dulce píldora, si puedes compartirla...
Arkaitz liderando el 7a+ DESCOMUNAL






Topos aquí




jueves, 4 de octubre de 2018

Escalar como si fuera la última vez


Pocs sacrifiquen treball, família, amics o conviccions pel neguit d'enfilar-se.
Tot una vida convencional foragitada per tal d'escalar.




Després de vint-i-cinc anys continuo escalant com si fos el darrer dia que podré, traspassant el límit de la normalitat, endinsant-me en la malaltia 

 L'escalada em segueix omplint i m'aporta més sensacions de les que oblido, més amics dels que extravio, més vida de la que perdo.
Continuo...


Alguns companys van parar (o frenar) lesionats, per criar fills, la feina, o senzillament perquè ja no trobaven l'emoció que els apropava a les parets.

Sovint em pregunto si afluixaré, si m'arribarà el moment d'abandonar.
Desconec si m'avorriré, acabaré estimbat, o se m'acabarà la salut.



Reflexiono sobre quàntes coses m'estic perdent enceguit per aquesta passió obsessiva.


De tots els testimonis que he sentit o conegut, un em colpeix particularment
“La pedra serveix per aguantar el gel, l'aigua serveix per formar el gel i l'aire serveix per respirar i poder escalar el gel. Tot, tot és només per escalar en gel”
Pau 




Per què escalo (tant)?
Impossible trobar una resposta racional. Torrent de sensacions que provenen de la meva part més animal i primària, instintiva.

I si la trobo, quan la trobi, serà massa tard?
m'hauré perdut una part essencial de la vida?

No ho sé.




Voldria creure'm una dita de la Míriam  "De la escalada también se sale"






jueves, 27 de septiembre de 2018

Cel als Ulls i Pichirichis - Nord de Montañesa

Dues vies de caire clàssic, o quasi, per gaudir del paratge i de la pedra,
on convé anar bregat en adherència, controlar els nervis, i  protegir adequadament (amb pichirichis)


Cel als Ulls

Via ben bonica, sobre roca denominació d'origen "montañesa"
Tot i que predomina la placa, sorprén la quantitat de ninos que permet emplaçar.
Reserveu un totem blau (o alien verd) tot just després del pas de 7a del primer llarg monolític (cas contrari 6c obligat)

L'Ester obre el primer llarg pel ben mig d'una placa entre blau cel i gris, ignorant el meu parer (per sort), amb un grau inesperadament assequible. El millor de la via.
Prossgueix buscant la millor pedra dins d'una certa lògica entre murs compactes i fissures.



Premi per qui endeveni qui s'amaga darrera aquestos ulls preciosos, plens de vivències, amb l'energia de qui traspassa sovint els propis límits



Pichirichis

Si gaudiu del Cel, podeu provar la Pichirichis.
Un punt més exigent a les plaques, incerta, mai extrema, mai cómode.
Alguna xapa alleugereix el compromís, tot i que demana, en algun punt, certa habilitat amb l'emplaçament de les proteccions. Sobretot al segon llarg.

Pichirichis són els ninos, els friends, en Lapao / Xapurriat, pel que em diuen els entesos.



Ambdues línies permetran gaudir sempre al segon de corda (gran diferència entre escalar de primer o al darrera), ajustar horaris al gust, i escapar de la calor o el fred segons l'hora que les pugem.

El material idèntic...

Que xaleu!


pedra montañesa

L'Ester obrint el primer llarg del Cel

Dia següent, repetint i tastant la seva medicina

Entrada a R3, llarg també de l'Ester, tot a ninos



topo amb les dues vies




Amb ma germana vam fer la via de  los Padres del amb tres primers molt molt recomanables, i dos darrers de transició. Bona  alternativa més senzilla, on fins i tot és possible calentar i rapelar de L3 a L2, i d'allí a terra còmodament.


ambientillo "haute montagne"

llargs finals, més tumbats

cim ampli però pedra solta

topo cortesia dels autors

jueves, 23 de agosto de 2018

El beso de la Cobra. Sanzuelo (Lafortunada)


Los resignados aperturistas de  la Noche del Lémur sufren ahora el Beso de la Cobra...


Vences el miedo al rechazo, acopias fuerzas hasta creerte capaz.
Encaras  ese animal bello que te atrae sin remisión.
Te acercas a la presa delicadamente y, de repente, la Cobra se aleja con una maniobra evasiva imposible de prever ni evitar.

Todo tu esfuerzo al carajo. Otra ocasión perdida. Un nuevo golpe a tu amor propio

Sólo queda sopesar fuerzas y calibrar el momento antes de intentarlo de nuevo.

Únicamente los obstinados y perseverantes sobreviven al Beso de una Cobra.

Aquí hemos insistido.
Un año y tres intentos con Tamarite

La chorrera del inicio suele mojarse con las lluvias de otoño.
El techo y la travesía del segundo largo impiden progresar con alegría.
Arriba, sufriremos el sabor de nuestra propia medicina.

El domingo concluimos con Vincenç la que intuimos sea una ruta magnífica.

La orientación invita a reservarla para esos días no demasiado fríos de otoño o finales de verano.
Sombra bien entradas las 16h.
Se escala rápida, a pesar que este domingo invertimos poco más de 8 horas en recorrer los 5 primeras tiradas y abrir las dos últimas.

Todos los largos son muy buenos, mereciendo el primero y el último calificativo de excepcional.
Que la disfrutéis!


Mon germà l' Oriol passejant pel primer llarg

L2, un pèl més incert

El Pupi a L1

L'Ester a L3

L4, curt i bo



L5, curt però intenssssss