lunes, 14 de marzo de 2011

Al Horreya, una travesura en Montrebei

Y el domingo amaneció despejado.

La Régula, un pueblecito al lado de Àger, 7.30 de la mañana.
Desayunamos indecisos. Vicenç y yo dudamos entre terminar una vía en Fontfreda o repetir (intentar) la última travesura de Martín y Christian en Montrebei.
Preparamos bártulos para la Fontfreda, cargamos la furgo y acometemos la pista que recorre las paredes de Àger dirección Este. Después de un par de zonas algo embarradas y recordando que las complicaciones están pista abajo, la prudencia nos desanima.

Montrebei nos aguarda.
Después de un sábado particularmente húmedo la pared de Catalunya también ha experimentado los estragos del agua. Las fisuras aparecen mojadas pero las placas verticales y desplomadas de nuestro objetivo se adivinan perfectamente secas.


Al Horreya, una pequeña ruta abierta apenas tres semanas atrás, nos tienta y nos asusta con sus escasos cuatro largos.
El motivo, sus abridores: Ya hemos "sufrido" en nuestras propias carnes el grado obligado y la calidad de otras rutas de la pareja Elías-Ravier. La última, una retirada en Les Gens du Voyage en Peña de Sin, todavía machaca nuestro amor propio.
Esta vez no traemos ninguna "arma secreta": no vienen ni Unai, ni Tato, ni Martín ni Manu. Estamos solos ante el peligro.


La ruta, definitivamente SOBERBIA, nos exigirá todo el día. Siete horas para escalar cuatro largos.

El primer largo me pareció el más exigente desde el punto de vista psicológico. Ya alcanzar la primera chapa me exprimió más de lo que estaba dispuesto a sufrir. Una travesía en el mismo largo es, quizás, lo más obligado de la ruta. Marca 6c, la única parte de la ruta sobre roca dudosa. El resto sobre roca espléndida


El segundo largo es una gozada y se comerá cualquier fisurero o friend que llevéis. Grado ajustado para el primero y asequible para el segundo.


Tercer largo es, sin lugar a dudas, la joya de la vía. Una placa de azules y amarillos labrada con relieves de gotas de agua que os harán soñar con Taghia. Roca excepcional, movimientos sublimes con un final de fiesta demasiado difícil para nosotros.

El final no decepciona. Vertical, disfrutón y mantenido.

Usamos un juego de totemcam, un par de disipadoras eclimb (que se note quien nos ayuda !), uno de micros (no diré nombres...), uno de friends (tampoco), y un juego y medio de fisus. Obligado saldrá 6c o 6c+ usando el gancho en el último movimiento del 7b+



Las paredes situadas justo encima del Prat de Sant Llorenç (párking zona Àger) han registrado las aperturas más interesantes de los dos últimos años y se están convirtiendo en el laboratorio de dificultad de Montrebei.

Junto a Al Horreya, destacaría por su belleza a Pare Tinc Fred, de Marc Vilaplana, algo más asequible.
Y por dificultad y compromiso cabe destacar Perifèrica Oest, de Toti, Furri y Marc, un rutón de calidad al alcance de pocos.

Todavía en el horno y a punto de salir, otra ruta de Furri y Marc promete la mayor dificultad del congosto.

albert ganxets, informando desde Montrebei.
Les mantendremos actualizados con las novedades del Congosto...

4 comentarios:

martin dijo...

sois unos máquinas, no dejais una, pronto una cenita contando mentiras al calor de una hogera????

un abrazo desde la france.
Martin

Piju dijo...

felicdades, aperturistas y repetidores!...ya se la buena piinta que tiene ese muro!

albertganxets dijo...

sí sí,
aquí ningú no en deixa escapar una...

S. dijo...

Jo també tinc un nou projecte començat..ara porto temps liat(opos)...el mes de maig ja podré tornar a l'acció!!i aquest cop espero que quedi en lliure...crec de disfrutarem tots!!

Apa!

Bones escalades!

Santi