jueves, 6 de octubre de 2011

Un cuento de Princesas y Castillos



Tiempo atrás, cuando brujas y dragones todavía se escondían en el Pirineo, una pared no lejos de Escuaín sedujo a varios pretendientes.
Corrían los lejanos 80 y cuentan las crónicas que varios caballeros ajenos a la nueva moda de los gatos y el magnesio, se adentraron entre sus muros en busca de las esencias del alpinismo clásico, y que acabaron encontrando un tesoro.
El paso del tiempo sumió sus descubrimientos en una nebulosa de olvido y desde entonces pocos se acercaron a este castillo protegido por una mezcla de encantamientos y mala roca.

Este verano dos personajes hambrientos de gestas y roca sentirían de nuevo la llamada: La promesa de una princesa cautiva en un Castillo.





CASTILLOMAYOR es una mole calcárea que se alza frente a Escuaín, fortaleza visible desde Peña Montañesa, desde Revilla, desde Escalona.
Su fama de roca pésima la ha protegido de nuestra voracidad aperturista, consiguiendo escapar incólume durante algunos años.
Nos constaban algunas ascensiones de corte clásico resiguiendo las líneas naturales, reseñas que he buscado ávidamente sin éxito, vías de Joan Jover, del Teixi, de otros. (http://joanjover.cat/ressenyes/?cat=42)

Era cuestión de tiempo que nos rindiéramos a sus encantos. Todo se reducía a invertir unas horas en reconocer sus paredes y sus líneas para redescubrir sus tesoros.
No es un chollo: Ya desde lejos se adivina la pobre calidad de la roca. Quizás buscando, husmeando, revolviendo, escudriñando, sea posible encontrar un camino agradable.

Y lo encontramos.
No hay secretos: La suerte del que busca y de quien se rodea de buenos compañeros.

Iker, un "chaval" con apenas 18 recién cumplidos, con un hambre de roca sólo comparable a su hambre de comida. Carpanta le apodamos.

Diana, con su cuello rígido por excesos de roca, de porteos y mochilas, inservible, tieso como una escoba. Nos esperará estirando en el collado de la hoz, disfrutando de este mundo mágico, precioso y solitario.


Y luego Sergi y Ana, con quienes apuramos los largos y humanizamos algún pasaje roto o mejorable.



LA PRINCESA ESCOBA, vía en el espolón Noroeste de CastilloMayor, en una pared ligeramente separada de la principal. Con un grado obligado de 6ab, se recomienda dominar el 6b (largos 2, 4 y 5) para degustarla y apreciar la sutileza de sus movimientos.
A pesar de que la roca es por lo general buena, algún bloque se encargará de recordarnos que estamos en alta montaña, en terreno de "aventura". Con un poco de atención y cuidado gozaréis de este paisaje idílico.
Vía rápida y bien orientada donde escapar una tarde del calor veraniego.


Que la disfrutéis, y que vuestra huella sea tenue.



Ahí van algunas fotos

Ana a mitad del primer largo, que siempre busca la roca más sana


Este largo exige un cierto sentido de la orientación


Iker, un joven que promete, se descubre a sí mismo como aperturista en L2. El paisaje y el entorno justifican una visita por sí solos

Devora largos de roca con la misma fruición que se zampa tu despensa. L5

Diana al inicio de L3, bien protegido con un bolt


L4, pese a ser el más difícil de la vía, tiene escasa exposición




El placer de llegar primero, el descanso del guerrero


Y la alegría de la cima en compañía

Un cocktail difícilmente superable

7 comentarios:

luichy dijo...

Que guai, vamos apuntando, se acumula la faena.
Este verano esube por ahí dando una vuelta y, supòngo que ya has teparado en el tremendo tapión que delimita el castillo por la izq (visto desde Escuain) y del que hay enfrente (zona medio secret, con varios itinerarios potentes de 250 m?.....)
Ixo no s'acaba mai, tanta roca da asco.

Anónimo dijo...

Joe con esta reputación del 'señor carpanta' la gente no va a querer ir conmigo... :( jajaj

Ya pensaba que no iba a ver entrada de este maravilloso sitio redescubierto!
Me ha gustado la forma con que has empezado la entrada.
Ahora si que se abrá quedado 'paternalista'. Muy bien muy bien, así irá más gente a repetirla.
Ésta ha sido la primera, pero espero que no haya sido la última.

Iker Madoz.

Olatz dijo...

Castillo mayor, qué bueno!!! una muralla que siempre atrapa las miradas, tiene que ser bonito escalar ahí arriba.
Enhorabuena artistas!!!

Chavi dijo...

Ya sabía yo que el señor carpanta sólo podía ser Iker. Desde que escalabas con tu padre rutas del nivel caracol al desmelene no ha habido transición y ahora ya da miedo ir contigo. Veo que estas en excelente compañía, un abrazo.
Albert si te apetece una caracolada preguntale a Luichy que hay una en ciernes.
Saludos, Chavi

albertganxets dijo...

Bonito lugar ehh luichy, ojo sagaz debería llamarte.
Ahora que tenemos refuerzos y savia nueva, (eso sí, a precio de jamones, pasta, bocadillos y barritas) me atrevo con cualquier apertura. Donde no llegue envío a las nuevas generaciones demasiado fuertes. Iker, cabrón, qué coméis en este país del norte ?
Parece que Olatz degusta el mismo menú, algún potaje maravilloso que mejora el rendimiento del músculo y del cerebro (o lo aniquila, porque no tenéis ni miedo a volar)
A la caracolada intentaré apuntarme, que ya fallé la semana pasada a Cienfuens (Pirata lo siento). Nos bajamos tarde, muy tarde, y las fuerzas menguadas no daban para conducir

la di dijo...

carpantaaaaaaaa!!! que si, que si! que es más barato comprarte un traje que invitarte a cenar!!!
;)

princesas, castillos... y nada de paternalista

a disfrutar!

Santi dijo...

Aquí qui no corre vola!
Aquí vaig estar fa un anyet fent una excursioneta/reconeixement...hi ha feina ee!!

Felicitats per la via!!

Santi