jueves, 23 de enero de 2014

solos en Sendero Luminoso, Potrero Chico



DOCE largas horas y 1.000 kilómetros de buena carretera separan Basaseachic de Potrero Chico, que es, probablemente, la escuela más internacional de México.

agujas en el sector outraged wall

Situado a media hora de la urbe de Monterrey y a un par o tres de horas de la frontera con los USA, Potrero recibe escaladores de todos los rincones del planeta. Hace unos años la guerra del narco acabó con su popularidad, al menos temporalmente. Pero desde hace un par de años la tranquilidad ha regresado y puedes incluso olvidar tus cintas y cuerda en los sectores sin temor a que desaparezca.

El nombre de Potrero responde y describe a una estructura geológica en forma de corral natural delimitado por enormes paredes. Su geometría circular permite escoger orientación de sol o sombra en función del calor que puede llegar a insoportable incluso en invierno, estación caracterizada por una gran amplitud térmica con noches rigurosas y días a menudo templados

Predomina un calcáreo de calidad, labrado y muy adherente en las caras soleadas, salpicado de palmitos y palmeritas, algunos cactus y maguey (planta parecida al aloé vera de la que se extrae el tequila). Me recordó a una mezcla de Órganos de Montoro y Alicante de gigantescas dimensiones salpicado de vegetación.

Sendero Luminoso se ha convertido por méritos propios en la ruta más famosa del lugar, una genialidad de 15 largos once de los cuales superan el 5.12, muy sostenido entre 7a+ y 7c.
Orientada a Norte riguroso, no es ni la más difícil ni la más larga, pero sí que es un festival de placas de adherencia y técnica muy muy mantenida. Presenta una terraza a medio camino y una longitud que te hace dudar con la estrategia a emplear: un día exprés, o un par de días con vivac en repisa.

el Toro, la más emblemática de las paredes. 

Topo aproximada de Sendero Luminoso, los grados son orientativos y dependerán de la limpieza de los agujeritos y fisurillas
 Acaba a un centenar de metros de la cima, cuando pierde verticalidad, aunque en la foto no se aprecia por falta de perspectiva


Abandonamos a las mozas en la comodidad de nuestra casita a las 7 de la mañana, huimos de la calidez del hogar y afrontamos la aproximación con las primeras luces del alba. En poco más de 40 minutos alcanzamos la base: cuerda simple, 16 exprés y un juego de Tótems que podríamos habernos ahorrado. El segundo (o sea, el menda en la mayor parte de los largos) arrastrará una cuerda de 7,8 para los rápeles.

Los primeros 30 metros permiten calentar, y de repente se concentran los movimientos de 12.b (7b). Sin remordimientos me trinco a un par de chapas.

Primer largo. Los Bolts y la roca saneada de plantitas señalan el recorrido


Segundo largo,  12.c (7b+),  tricky tricky tricky, y además mojado. Unai se cae y jode su a vista. Sarta de imprecaciones y juramentos en arameo. Lo tengo claro, me vuelvo a pillar sin remordimiento alguno. Creo que los tipos que graduaron la ruta andaban finos en fisurillas de dedos, la sección clave de este largo, con empotramientos de falange particularmente dolorosos y pies horribles.

Tercer largo... 12.c, el bizcochito se lo zampa sin despeinarse.


Continúo de segundo. Milagro, me sale. No puede ser más de 7b.
Esto me anima a probar el cuarto largo de primero, un 12.a precioso. Triunfo. Ya he cumplido, podría retirarme ahora.

ambiente, cuarto largo

algún empotramiento rompe la monotonía de la escalada hipertécnica de placa. 
Esto es América!!!


Quinto largo palmera incluida. Otro largazo de bellísima ejecución. Alcanzamos la repisa a unos 250 mts del suelo, a poco menos de mitad de vía. Momento kitkat. No, no nos pegamos ningún achuchón. Comemos unas barritas, tomamos -agua-, y aliviamos pies de la compresión de unos gatos ajustados.

Haciendo el mono. 

A partir de aquí los largos se suceden igualmente difíciles aunque más cortos. Las reuniones continúan resultado "dolorosas". Me sorprende como los tipos que abrieron una vía tan bella, con tantísimo curro de limpieza y route-finding, no se preocupasen de encontrar alguna repisilla digna para los pies. Quizás llevaban guíndola o hamaca, o quizás se la pelaba estar colgados.

El melón resuelve el otro 12.d con un movimiento de fantasía "flotant" bien distinto del habitual (ni magnesio ni restos de goma de gato). Me lo chiva y me llevo otro premio de consolación con rebaja segura, en torno a 7b. Me está empezando a gustar esto de Potrero...


Los largos se suceden siempre bellos, siempre bien equipados, sólidos en el 5.12
Cómo mola escalar adherencia de segundo... ya solo le relevaré en los escasos 5.11
Uno de los escasos sextos


A partir del décimo largo mis fuerzas se agotan y entro "en reserva".

El onceavo me cuesta horrores, y en el doceavo, otro 12.d que el bizcochito luchará exitosamente, peto plomos y lo guarreo sin escrúpulo.
Largo 13, un "sencillo" 5.11. Se lo cedo. Me arrepiento, era fácil.
De aquí quedan un 5.10 (6a) y un 5.7 (V) que obviamos para aprovechar los 30 minutos de luz que restan para rapelar.

Volamos hacia el suelo. En apenas una hora nos ventilamos 10 rápeles en una perfecta sucesión de maniobras sincronizadas, sin un solo percance con las cuerdas.
Rebosamos alegría.
Un paseíto y a cenar al restaurante de  "la posada", el centro de reunión de los escaladores de Potrero.


Al día siguiente las niñas andan inquietas, hambrientas. Sin descanso posible nos proponen Huevos a la Mexicana, otro itinerario de envergadura a la izquierda de Sendero.
Sin embargo se trata de una ruta poco repetida, y eso se nota: Las plantas van creciendo, la roca se ensucia con polvo y arenilla, y la lluvia de días atrás todavía exuda humedad. Acabaremos retirándonos para mi secreto alivio y para enojo de Ester y María. Consumimos lo que resta del día en una zona de tochos, Milesky wall, calidad extra para despedir el viaje.

Un 12b a vista para Ester. Pas mal...
Milesky Wall, un sector deportivo extraordinario


A los dos días de regresar a España María me envía un link:   solo integral en Sendero Luminoso.
Más allá de mi comprensión, más allá de lo imaginable, algunos superdotados -física y mentalmente- rompen las barreras de lo IMposible.

http://www.alpinist.com/doc/web14w/wfeature-alex-honnold-el-potrero-free-solo
Super-Honnold...CABRONAZO, que forma de arruinar la satisfacción de sus congéneres... y yo que me sentía orgulloso de pasar con apuros de segundo... porca miseria!!!
Psicotrópico y alucinante, descomunal, genialidad y locura.

Él en solo, nosotros solos
¿Quien es capaz de notar tan leve diferencia?  espero que también me saquen en el Alpinist...


Arrivederci Potrero. Regresaremos a los pinchos.

5 comentarios:

Piju dijo...

segueix mostrant el sender i il.luminant-nos!

OscarPirata. dijo...

OLE OLE OLE!!! Muy bueno Albert!!!
Estas titán!! Que viaje más bonico.

OscarPirata. dijo...

OLE OLE OLE!!! Muy bueno Albert!!!
Estas titán!! Que viaje más bonico.

Anónimo dijo...

Debe ser un sentimiento innoble y ruín pero tranquiliza mi espíritu ver que yo que alucino con tu nivel y actividades que haces tienes al bizcochito que te hace alucinar de como funciona y llega otro tío y os hace alucinar de lo que es capaz.
En lugar de hacerme ver la cantidad de peldaños que tiene la escalera de la escalada y lo lejos, lejísimos que estoy de tantos escaladores me relaja en pensar que hay que disfrutar con el peldaño en el que habitas y no pasar penas por no mejorar porque nunca será suficiente y siempre quedarán muchos niveles inalcanzables en lo físico y lo psicológico.
Así que a disfrutar de mi peldaño y no descuidarse que me voy al peldaño inmediatamente inferior.
Bueno demasiado rollo pero vuelvo al principio me alegro que los fuertes mostréis momentos de debilidad uno se siente mejor cuando le llegan sus propios miedos.
Un maño al que conoces.

edu dijo...

ENHORABUENA ALBERT ..VAYA VIAJE OS ESTA SALIENDO...PERO TENGO QUE DECIR DESPUES DE VER LAS FOTOS QUE ESE AMERICANO ES DE OTRO PLANETA, NO DEL NUESTRO.