miércoles, 24 de septiembre de 2014

Retirada


... que no derrota

Soldato che fugge è buono per un altra battaglia, (el soldado que huye es válido para otra batalla) viejo aforismo aplicable tanto a la guerra como a las escaladas. 
Joan Quintana solía ponerlo en boca de un ocurrente Gian Carlo Grassi, el auténtico maestro di ghiaccio

Siempre he creído que los currículums de los alpinistas deberían incluir tanto los logros como las retiradas, y exhibirlos y valorarlos por igual. 
El miedo y la precaución son elementos indisociables a la valentía. Para ser valiente hay que experimentar miedo y hay que dominarlo. 
Lo opuesto a valentía es la temeridad, no el miedo


Latok III un monstruo de fauces gigantescas y despiadadas. 
Me hizo sentir pequeño, insignificante. Ahora sé que de no retirarme me habría devorado irremisiblemente 

La retirada te permite regresar a la lucha más tarde, minimizar pérdidas, intentarlo de nuevo en circunstancias favorables. 

Sólo el accidente supone la derrota definitiva. 
Se trata siempre de:
   Volver
   Volver como amigos
   Volver con la cima
   Por este orden



Hoy rememoro mis últimas retiradas,
 las derrotas las guardo para mí...


Caminant, cara oeste de Peña Montañesa
Desde que Marc e Ignasi abrieran esta fabulosa escalada no he conseguido alejarla de mi cabeza. Los comentarios de sus selectos repetidores solo contribuyeron a exacerbar mis ya incendiados ánimos. Escalda sobre roca magnífica, obligada, seguros suficientes pero distantes, y algunas secciones francamente difíciles con caídas sobre cacharros.

Una prueba más allá de mi "zona de confort"
Hace unos meses la probamos con Ester. El trato era escalarla mano a mano. 

Roy era el as que llevábamos oculto en la manga. Una ventaja que acabó torciéndose: las cartas quisieron que Carlos y Roy entrasen detrás nuestro, mi gozo en un pozo y un nudo en el estómago. 

Alterné largos con Ester, y ya en el primer largo tiré de aceros con el frío como excusa. Me abandoné al artifo, renuncié a caer. El cuarto largo sucumbiría al talento de una Ester especialmente motivada, un extraordinario 7a muy muy ajustado.

Hasta el quinto largo conseguimos llegar. 
Allí una sección con exceso de aire entre chapa y chapa, y los primeros copos de nieve de la jornada  acabarían  conminándonos a la retirada. 

Cuatro rápeles más tarde respiraba aliviado desde la seguridad del suelo. 
Volveré... pero con un "hombre-palo" (dícese del escalador de pared que, a modo de caña en la deportiva, se usa para equiparte los largos expuestos o difíciles)


Al cabo de unas semanas experimenté de nuevo el  sabor agridulce de las retiradas. 
La Reina del Sur, título de Pérez Reverte que explica la azarosa vida de Teresa Mendoza, la reina del narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar . Y también nombre de una vía en el Turbón autoría (o más bien "fechoría") de Pol y Míriam. 
Definirla como soberbia es poco. Para mí, hasta la fecha, la mejor que he escalado allí, y lo digo con una mezcla de admiración y envidia.  

Cinco largos de séptimo homogéneo y mantenido, cinco largos de séptimo obligado (o casi), roca sputnik de la mejor calidad imaginable.

La luz del día se agotó al mismo tiempo que mis fuerzas a mitad del quinto y penúltimo largo.

También en el Turbón, otra de Pol y Toti La Más Turbada , en la que este domingo no alcancé a pasar el segundo largo... un simple 6b después de que Ester se luciera en el largo anterior, un 6c+ terriblemente duro y obligado con la chapa en Pekín


Pero si en algún terreno se aplica la máxima de Grassi, es sin duda el alpinismo. 
Iban varias este año. 

Marzo, valle de Ansó, chivatazo de Mikel. 
Desde la pista de acceso se divisan líneas fantásticas  
Mikel, Andoni y Mikeltxo se lanzan a la caza de una primera. 
Ester y yo intentaremos repetir  Beyond the Good and Evil, nombre evocador, versión vasco-navarra del clásico chamoniardo, casi tan dibujada, casi tan expuesta, y sin duda igual de bella. 

Ascendemos tres tiradas hasta alcanzar el tramo de mixto, M5 versión Andola (el "perpetrador" del largazo), una goulotte preciosa manchada de pequeñas olas de nieve y restos de hielo mezclada con roca. No muy vertical, no ABOminable, pero sí expuesta e improtegible. Lo intento por la derecha, regreso a la izquierda, vuelvo a un lado y a otro. Finalmente deduzco que sin arriesgar no pasaré. Aprecio demasiado a mis piernas, y porqué no decirlo: tengo MIEDO de jugármela. 

Avall. Un par de fisus, tres abalakovs y un merlet gigante nos depositarán en el suelo. 
Cobarde, contento, y vivo, dispuesto a regresar cuando los astros se alineen. 


Días más tarde releo una entrevista al suizo portentoso: Ueli Steck confiesa que ha llegado a su límite con la solitaria del Anapurna , que afloja el pie del acelerador. 
Reconoce que seguir realizando actividades tan punteras, al filo que separa la vida de la muerte, le acabaría conduciendo al desastre. 


Y pienso....  no, si yo hago como Ueli...



12 comentarios:

Xosé dijo...

Buena reflexión, completamente de acuerdo en que la retirada (que no derrota) es una experiencia más, e incluso puede ser más enriqucedora. Aúnque siempre joda!

enric faura dijo...

Totalment d'acord. Jo tinc una retirada a la Meije clamorosa. Feia un dia radiant, no haviem errat la ruta, no teniem cap problema, però passaven les hores i la nostra progressió era massa lenta. Fins que vam entendre que aquell dia i en aquelles circumstàncies la muntanya i l'entorn ens va superar i amb el cap cot vam iniciar la retirada. Va ser un cop, pero era la decisió encertada. Més endavant vam saber transformar aquella retirada en un recurs per a fer altres projectes.

Nach dijo...

Joder Albert, que buen post. Tus retiradas a tiempo nos harán seguir viendo tus nuevas hazañas. Enhorabuena, tú por lo menos estuviste ahí, yo.....no creo. Saludos.

"PACA" dijo...

bon resum,Jo necesitaria 20000 gigas per que hi capiguesin els meus fracassos...

Elena Punkita dijo...

M'ha encantat.. de veritat. El món de l'escalada està tan plagat d'egos que sembla que no siguem humans!!

Visca els canguelis i les retirades..
Salut!!

edu dijo...

ALBERT YO ME CONSIDERO CAMPEON DE ESPAÑA DE RAPEL... CON ESO TE LO DIGO TO JEJEJE, UN SALUDO

Anónimo dijo...

Buena, buena.

Siempre me ha gustado más la parte de las sensaciones que la de los grados (para eso están las reseñas) y tu eres de los pocos poquísimos que sin pudor desvela esas sensaciones que a todos nos cuesta reconocer.

Me ha gustado lo del hombre-palo no conocía el término aunque si conozco unos cuantos hombres palo, aunque es un término relativo, cuanto peor escalas mas hombres palo tienes, de mis hombres palo te servirían uno o dos.

Mi hermano Luis decía una frase parecida a la de Grassi: "soldado que fuye non muore" alternada con "nunca pensé que esto fuera a ser fácil".

Un gusto leerte, Chavi

Sebas Masia dijo...

Xalo molt llegint els teus articles

Urboneti dijo...

Muy buena entrada. Como imaginaba, cada uno a su nivel, no estoy solo en este mundo...
Un saludo.

ester dijo...

Yo también hago como Ueli... Y espero que durante muchos años!

Molt bo el post Albert!
ester

Nil dijo...

Albert! una retirada a temps és una victòria! Dóna gust acabar allò que es comença, però també en dóna acabar-ho en un segon intent i veure que. en alguna cosa, s'ha millorat...

Joan Quintana i Paredes dijo...

Guapo post Albert, de las retirades aprenem el valor dels exits.
I sempre, sempre despres d´una retirada queda.
Un altre intent.