martes, 20 de septiembre de 2016

La Noche del Lémur. El Sanzuelo, una pared inédita

La Punta Llerga se alza sobre Lafortunada, un pueblo maltratado por el desarrollismo hidroeléctrico de la posguerra. Dos tuberías gigantes ascienden de la central eléctrica hasta un canal de hormigón apenas perceptible.

Visible a plein feux, la pared del Sanzuelo destaca con su forma de tozal o de pirámide ofreciendo una invitación a la escalada.


Después de años esperando aceptamos el envite y descubrimos que ese muro virgen escondía una línea excepcional.


¿ Quien no ha experimentado una Noche del Lémur ?

Acostarte al lado de quien deseas paralizado por la indecisión.
Una mano invadiendo su lado de la cama, retrocediendo, avanzando,
un movimiento imperceptible para rozar su piel cálida, tímidamente, sin dar el paso definitivo por temor al rechazo, al fracaso.

Una noche de insomnio, boca arriba, hirviendo de deseo, con los ojos abiertos como platos.
Imposible dormir
Brillan dos faros, son los ojos de un Lémur.


Primer bolt, desde abajo parece fácil. Un tótem amarillo os puede ahorrar un disgusto, 
Otro morado resuelve un aterrizaje peligroso antes de la segunda expansión. 
A partir de ahí, a disfrutar.

La exploración exige peaje: una primera aproximación asalvajada ascendiendo por los raíles de servicio de las tuberías, una pedrera incómoda coronada por una banda de roca con una cuerda estática y un descenso nocturno.

Ya no. Tres viajes nos han permitido descifrar el mejor acceso, apenas una hora de paseo por un sendero ascendente que remonta un desnivel de casi 500 metros.

excreciones en el hormigón del canal gigante


Por una vez me adelanté a Christian.
Como muchos, pasó por delante y soslayó este muro decantándose por una pared más lejana, allá arriba, más salvaje, probablemente más auténtica.


Momentos de placer

Tercer largo, orgásmico

Tamarite recuperando el primer largo


La vía es una gozada.
Quienes la han repetido confirman que no sólo se trata de amor de madre.

Tamarite abriendo el segundo largo,

el el paso más duro de la vía, /a/A0 o 7b+


Evitad los días fríos con viento del norte, la pared ciñe el viento como una vela y el aire multiplica su velocidad.
Sombra hasta las 16.00 h de la tarde.

Grado "europeo" sostenido y obligado en 6c, piedra adherente, esculpida y generosa en agarres, algo "norte" en su primer largo.

Un último consejo o recomendación:  NO APARQUÉIS en BADAÍN. Dejad el coche en el arcén de la carretera 100 mts antes del pueblecito. Los vecinos lo agradecerán



5 comentarios:

edu dijo...

ENHORABUENA POR HINCARLE EL DIENTE ANTES.QUE.YO JEJEJEJE.Y POR LA.PEAZO DE RUTA...LAS FOTOS HABLAN POR SI SOLAS ...PERO.SOBRE.TODO.ENHORABUENA POR EL NOMBRE INSPIRADO EN LAS RISAS QUE OS ECHASTEIS EN LA PATRO AQUEL DIA CON EL PIPA JAJAJA

Jaume CLOTET ERRA dijo...

la via deu ser tant angoixant per mi com ho va ser la meva primera nit de lemur....(PACA)

Piju dijo...

felicitats...es veu molt interessant...i a l'ombra!!

Nach dijo...

Buena pinta, si señor. Si voy espero dormir noche anterior, jejj. Enhorabuena

Guías de Torla dijo...

Hace años ( sobre el 2000 ) escalamos el espolón N de esa punta. Dejamos una reseña en el bar que entonces existía en la torre de Badaín. Recuerdo subir por el tubo y una pedrera horrible. Buena roca y buena vía Albert. Enhorabuena.