miércoles, 18 de noviembre de 2015

Núria, Peña Solano

¡Por fin!
parece que habemus clásica en un paraje olvidado que así permanecerá hasta que calor de la primavera permita regresar





Era la tercera jornada que empleaba para alcanzar la base de aquel espolón que había visto entre dos árboles hace ya cuatro años, mientras deambulaba furtivamente por estas tierras olvidadas de turistas y escaladores.
Visible desde Devotas, a lo lejos, hacia el sur, se erguía un perfil interrumpido por un pino que desafiaba al viento.

Vista general de la zona Norte y Este de Peña Montañesa, 
con Peña Solano en la parte inferior derecha de la foto. 


Junto a Tato y a Manu alcanzamos hace años la base de este trampolín después de errar la aproximación y jugarnos el tipo trepando como cabras, con la agilidad comprometida por pesadas mochilas de abridor. No tuvimos fuerza ni ganas de empezar. Y es que el inicio tampoco estaba claro.

Luichy, ese tipo apasionado, descubridor y divulgador de paredes, percibió el potencial de la zona en sus visitas por la Norte de Monañesa. Con Remi tardaron apenas dos jornadas para inaugurar el primer trazado (de escalada) a Peña Solano, una sucesión de resaltes al Este de la Peña sobre roca desconcertante. Este verano en su blog apareció una foto y un comentario. Mis sensores de alarma se dispararon, sentí la urgencia de algo que se escapa.

Finalmente, en compañía de Ester, invertidas un par de jornadas para abrir y pulir la vía, parece que ha surgido una vía asequible. Lo de clásica lo determinarán sus eventuales repetidores

Ester abriendo L3


El lugar alejado de todo vestigio de civilización, la calidad de la roca (exceptuando algún bloque puntual), el equipamiento moderadamente paternalista, la belleza de ciertos tramos y un recorrido circular que abarca de la aproximación hasta el descenso, configuran un cocktail bien apetecible.

Ester abriendo L2. 
A la derecha aparece el collado de Santa Isabel, 
 donde asoma la cima de Peña de Sin

Ésta es una ruta abierta para primeros de cordada con nivel consolidado de 6b. Con menos quizás se pase... sufriendo o arriesgando en exceso. Un segundo competente en V+/6a gozará porque no hay desplomes ni travesías comprometidas.



En consonancia, el equipamiento pretende bastar para que cordadas en este nivel escalen sin jugarse la vida. Si hemos errado y nos ha quedado algún punto que exige seguro adicional, se comenta, se mete y se acaba el problema.
Quien busque una ruta donde probarse que no escoja ésta; Las hay centenares con mayor dificultad, belleza o exposición.
La vía termina en una cresta, a remontar durante 100 mts
Al Fondo el Cotiella

Descenso andando relativamente cómodo



La Sur de Peña Solano con el macizo del Cotiella a la izquierda


Reuniones a dos bolts de 10x75, algunos con anilla para facilitar una eventual retirada si os sorprende un chaparrón o cualquier imprevisto (cuerdas 60 mts). Los pasos de 6c también protegidos con chapa.

cara Este de Peña Solano, 
con la Collada (donde aparcar) que forma con Montañesa a la izquierda 


Por todo ello se admiten críticas.
No, mejor, se ruegan críticas... de ánimo constructivo


Love climbing.
per la meva germaneta
te la devia!


5 comentarios:

edu dijo...

CRITICAR ES FACIL Y GRATIS, CASI DIRIA UN.DEPORTE EN AUGE...CURRAR, EXPLORAR, ABRIR ESO YA NO ES TAN.FACIL.
ENHORABUENA BONITO RINCON PENDIENTE DE VISITAR

Mercurio dijo...

Preciosa actividad! Enhorabuena chicos

Nach dijo...

Empecé leyendo habemus clásica y me lo creí, que ingenuo yo, jejjj. Enhorabuena!!!

edunz dijo...

quin traçat més bonic!!

Anónimo dijo...

Zorionak, una vez más, chapó!!!!
Eneko