martes, 9 de octubre de 2018

Escalada SALVAJE

Ordesa, un teatro superlativo donde expresar nuestro lado más animal.

Si algo define a las escalades del VALLE es su carácter bestial y salvaje. No importa el grado.
Las sensaciones de espacio, aire y poderío te embargan desde el primer metro.
Tiras de las presas con toda tu fuerza, navegas entre bloques amenazantes, algunos reaccionan a tus manos, producen música y vibran. Y cuando estás a punto de desfallecer, alargas un pie hacia un relieve que sobresale detrás tuyo y te recuperas.
Respiraaas.

Escalada 3-D, técnica, creativa, exigente para todos los músculos de tu cuerpo: espalda, rodillas, piernas, brazos, empotramientos de manos, regletas, planos, adherencias.
También solicita hasta el último recurso de tu cabeza, y sangre fría para lidiar con lajas amenazantes,  hojaldres blandos, filos de navaja, gestión de cuerdas, aseguramientos dinámicos, disipadoras.
Te encomiendas a tus fisureros, microfriends, tricams, totems y camalots.

Brutal todo. Un universo de sensaciones con epicentro en el estómago, irracionales.
Sólo quien las haya experimentado será capaz de entenderme...  me resulta imposible explicarlas.
En un mundo donde triunfan las "experiencias" enlatadas, las etiquetas de lo #extremo, el Parque supone un reducto de autenticidad, un regreso al origen, a lo básico: dormir, comer, SOBREVIVIR.


Prohibido caer... una máxima aplicable sobretodo en los largos fáciles que ha ido mutando a merced  de las innovaciones técnicas de aseguramiento limpio, y a la evolución del grado en los escaladores punteros.
Pero incluso en los séptimos, a veces caer no es opción.

emoción en el sexto largo de Askatasunaren



Evito las multitudes.
Sólo me acerqué al Valle una vez en primavera (José Mª Morros + Antrophos al Tozal)
y dos veces este otoño, cerrado ya el servicio de autobuses.


Divina Comedia 2.0, en su versión moderna y re-equipada.
Algunos bolts en las Reuniones, los clavos repicados y, sobretodo, el saneamiento de la ruta para facilitar su ascensión en libre la convierten hoy en una de las mejores vías de Ordesa , condición eso sí, de andar sueltos en el 7a.
Más de 15 ascensiones desde su reequipamiento a fines del verano atestiguan el éxito de la empresa.

Reequipamiento, que no RETRO.
Me gusta mucho la reflexión de Juan Tomás, autor de la vía y perpetrador de esta actualización hecha con gracia y estilo. info Juan Tomás

Con Ester la gozamos.




Santi la sacó a vista quince días antes.
Yo caí derrotado en el primero de los séptimos.



Y un ejemplo más austero, Askatasunaren Bidean! , de Iker y Unai.
Sólo 7a+... sólo, que bastó para causarme honda impresión.

Sus autores, la noche anterior a la ascensión, se encargaron de erizar nuestros nervios: "es más dura que la Bizcochito" espetaron.
Cabrones. El domingo amanecimos temprano, mal dormidos. Soñando entre goce y pesadilla con el monstruo que aguardaba tras los muros de La Pared de la Cascada.
despertando en L1

Qué embriagador masticar el miedo en su forma más pura, apenas sin margen.

Y ya cercano al descontrol, tiré de amigo, (héroe para mi), de comodín.
Arkaitz me sacó las castañas del fuego. Se comió las suyas y parte de las mías.
Dulce píldora, si puedes compartirla...
Arkaitz liderando el 7a+ DESCOMUNAL






Topos aquí




jueves, 4 de octubre de 2018

Escalar como si fuera la última vez


Pocs sacrifiquen treball, família, amics o conviccions pel neguit d'enfilar-se.
Tot una vida convencional foragitada per tal d'escalar.




Després de vint-i-cinc anys continuo escalant com si fos el darrer dia que podré, traspassant el límit de la normalitat, endinsant-me en la malaltia 

 L'escalada em segueix omplint i m'aporta més sensacions de les que oblido, més amics dels que extravio, més vida de la que perdo.
Continuo...


Alguns companys van parar (o frenar) lesionats, per criar fills, la feina, o senzillament perquè ja no trobaven l'emoció que els apropava a les parets.

Sovint em pregunto si afluixaré, si m'arribarà el moment d'abandonar.
Desconec si m'avorriré, acabaré estimbat, o se m'acabarà la salut.



Reflexiono sobre quàntes coses m'estic perdent enceguit per aquesta passió obsessiva.


De tots els testimonis que he sentit o conegut, un em colpeix particularment
“La pedra serveix per aguantar el gel, l'aigua serveix per formar el gel i l'aire serveix per respirar i poder escalar el gel. Tot, tot és només per escalar en gel”
Pau 




Per què escalo (tant)?
Impossible trobar una resposta racional. Torrent de sensacions que provenen de la meva part més animal i primària, instintiva.

I si la trobo, quan la trobi, serà massa tard?
m'hauré perdut una part essencial de la vida?

No ho sé.




Voldria creure'm una dita de la Míriam  "De la escalada también se sale"






jueves, 27 de septiembre de 2018

Cel als Ulls i Pichirichis - Nord de Montañesa

Dues vies de caire clàssic, o quasi, per gaudir del paratge i de la pedra,
on convé anar bregat en adherència, controlar els nervis, i  protegir adequadament (amb pichirichis)


Cel als Ulls

Via ben bonica, sobre roca denominació d'origen "montañesa"
Tot i que predomina la placa, sorprén la quantitat de ninos que permet emplaçar.
Reserveu un totem blau (o alien verd) tot just després del pas de 7a del primer llarg monolític (cas contrari 6c obligat)

L'Ester obre el primer llarg pel ben mig d'una placa entre blau cel i gris, ignorant el meu parer (per sort), amb un grau inesperadament assequible. El millor de la via.
Prossgueix buscant la millor pedra dins d'una certa lògica entre murs compactes i fissures.



Premi per qui endeveni qui s'amaga darrera aquestos ulls preciosos, plens de vivències, amb l'energia de qui traspassa sovint els propis límits



Pichirichis

Si gaudiu del Cel, podeu provar la Pichirichis.
Un punt més exigent a les plaques, incerta, mai extrema, mai cómode.
Alguna xapa alleugereix el compromís, tot i que demana, en algun punt, certa habilitat amb l'emplaçament de les proteccions. Sobretot al segon llarg.

Pichirichis són els ninos, els friends, en Lapao / Xapurriat, pel que em diuen els entesos.



Ambdues línies permetran gaudir sempre al segon de corda (gran diferència entre escalar de primer o al darrera), ajustar horaris al gust, i escapar de la calor o el fred segons l'hora que les pugem.

El material idèntic...

Que xaleu!


pedra montañesa

L'Ester obrint el primer llarg del Cel

Dia següent, repetint i tastant la seva medicina

Entrada a R3, llarg també de l'Ester, tot a ninos



topo amb les dues vies




Amb ma germana vam fer la via de  los Padres del amb tres primers molt molt recomanables, i dos darrers de transició. Bona  alternativa més senzilla, on fins i tot és possible calentar i rapelar de L3 a L2, i d'allí a terra còmodament.


ambientillo "haute montagne"

llargs finals, més tumbats

cim ampli però pedra solta

topo cortesia dels autors

jueves, 23 de agosto de 2018

El beso de la Cobra. Sanzuelo (Lafortunada)


Los resignados aperturistas de  la Noche del Lémur sufren ahora el Beso de la Cobra...


Vences el miedo al rechazo, acopias fuerzas hasta creerte capaz.
Encaras  ese animal bello que te atrae sin remisión.
Te acercas a la presa delicadamente y, de repente, la Cobra se aleja con una maniobra evasiva imposible de prever ni evitar.

Todo tu esfuerzo al carajo. Otra ocasión perdida. Un nuevo golpe a tu amor propio

Sólo queda sopesar fuerzas y calibrar el momento antes de intentarlo de nuevo.

Únicamente los obstinados y perseverantes sobreviven al Beso de una Cobra.

Aquí hemos insistido.
Un año y tres intentos con Tamarite

La chorrera del inicio suele mojarse con las lluvias de otoño.
El techo y la travesía del segundo largo impiden progresar con alegría.
Arriba, sufriremos el sabor de nuestra propia medicina.

El domingo concluimos con Vincenç la que intuimos sea una ruta magnífica.

La orientación invita a reservarla para esos días no demasiado fríos de otoño o finales de verano.
Sombra bien entradas las 16h.
Se escala rápida, a pesar que este domingo invertimos poco más de 8 horas en recorrer los 5 primeras tiradas y abrir las dos últimas.

Todos los largos son muy buenos, mereciendo el primero y el último calificativo de excepcional.
Que la disfrutéis!


Mon germà l' Oriol passejant pel primer llarg

L2, un pèl més incert

El Pupi a L1

L'Ester a L3

L4, curt i bo



L5, curt però intenssssss









jueves, 16 de agosto de 2018

Pared de la Fuenfría (Luparé). El Senyor de les Pedres

Visible desde la concurrida pista del Ibón de Plan, la pared del Luparé (o de la Fuenfría) llama poderosamente la atención.

La descubrimos hace 12 años, el invierno que escalamos Graciela, después de más de 2 horas de aproximación. En verano la pista simplifica el acceso y bastan apenas 35 minutos para alcazar su base.

Sorprendido por la ausencia de notícias o publicaciones, nos decidimos con Tato a probar.

Es enorme, colosal, muy caótica, sin líneas evidentes de debilidad.
Las fisuras suelen estar petadas, y las placas ofrecen pocas o nulas posibilidades de aseguramiento.

El Senyor de les Pedres es la primera vía concluida.

Os harán falta el tradicional juego de Tótems, fisus, aliens semáforo, camalots del 0.75 al 4. Vamos, un arsenal.

Sombra hasta las 16.30 o 17h.
Tiene un par de escapes más o menos evidentes, y la parte de abajo puede rapelarse en caso de necesidad.
Roca de variable a buena abajo, magnífica arriba. Bolts de 8mm abajo, del 10 arriba. Se cae mejor.



También con Tato (y Ester ahora) hemos empezado otra a su izquierda, El vol de l'home ocell.
Aquí sí, de momento todo con bolt 10mm




Los dos nombres responden a canciones de Sangtraït que escuchábamos cenando a pies del murallón. Todo encajó: nombre, momento y sensaciones. Poderoso brebaje el vino...e inspirador


Jean Pierre Rio y JM Fontan han iniciado dos proyectos más, uno por el evidente tobogán de gris claro en el extremo izquierdo de la foto,  otro próximo a la izquierda de  l'home ocell  que anticipan compacta y difícil.

Y es que Fuenfría no regala nada.


Aquí van unas fotos del año pasado

recuperando L5


Reunión R7

Entrda R8

L9

L9



jueves, 19 de julio de 2018

Unchi Maka, la perla de Sialouze (Massif des Ecrins)

Bella,
bellísima línea sobre un granito de ensueño, mezcla de tafoni corso y de cristal chamoniardo.
Adherencia perfecta empañada en sus dos primeros largos (los fáciles) por un tacto algo arenoso.

Unchi Maka surgió  de la mano de  Fred Roulx, Ben Kempf y Francis Elichabe en el 2009.
Divulgada posteriormente con la nueva guía de Cambon y la de deportiva en Ecrins, ha permanecido en la clandestinidad, casi oculta por las restricciones al taladro que imperan en los altos Ecrins.


Allí vamos Ferran y Maria por encima, Ester y yo por debajo. Al lado Vicenç y Patri.
L'Aguille de Sialouze es nuestra.



La tarde antes habíamos subido al refugio de Sélé. Raoul, su guardián jefe, nos acogió como gran jefe de la tribu.
Unchi Maka significa Diosa de la Tierra Madre en Sioux, contrapunto excepcional a Wakan Tanka en la pared SurEste de la misma aguja, traducido como "Gran Espíritu".
Ambas líneas, y Puré de Astragale, obsesionaron a Fred Roulx  5 largos años durante los que compiló un CD con música inspiradora que obra ahora en manos del guardián Raoul.

Para Ferran era su primer Abo. De ahí que mientras María, Ester y yo nos acostásemos al anochecer, él, Vicenç y Patri se quedasen haciendo unos vinos en el comedor del Refu, no sé si para conciliar un sueño esquivo o porque desconocía las exigencias de una vía abominable.
A eso de las once una música retumba y me impide dormir.
Voy abajo. Prefiero la fiesta al insomnio.

El comedor está vacío.
La música se cuela por una puerta metálica.
La abro "et voilà", ocho tiparracos en torno a una mesa llena de vasos de champagne y chupitos de Genepi brindan y brincan a las órdenes del maestre de ceremonias.
Me invitan a su fiesta. Patri, Ferran y Vicenç llevan ya unos cuantos tiros.
Al cabo de media hora conseguiré escaparme y regreso al dormitorio con sólo un par de Genepis en el cuerpo.
María y Ester tampoco duermen. La algarabía continúa y deciden bajar a echarles la bronca.
Acabarán de copeo. Este Raoul tiene una alegría desbordante y una capacidad de convencimiento extraordinaria
A eso de medianoche recuperamos la normalidad.

Dos horas andando (600 mts) separan el Refu de su base
El sol alcanza los largos iniciales a las 10 a.m, es inútil amanecer antes. El frío del pequeño circo de Sialouze impide escalar hasta esa hora salvo que prefieras congelarte en los largos de sexto.


Un paso del segundo largo de 6a+ se me atraganta. Friend y apretada que promete mucha emoción en los largos superiores. Empieza el acojone propio de cualquier Abo.
Cuarto largo, un 6c de adherencia exigente y obligado. Cierro los ojos. Vamos p'arriba. El gato soporta mi peso, las manos no crispan ninguna presa. Casi no paso. Me consuelo pensando que en la Pedri este largo no alcanzaría el 6b, y que tendría menos bolts.



Muro intermedio.
Aquí los largos tienen nombre.

Gare au Raoul (la estación de Raoul dedicada al guardián).
Veo a Ferran apretando y encadenando a vista la primera prueba de la vía.
7b+, 8 o 9 chapas en 30 metros de continuidad donde la topo parecía anunciar 4.
Largo sublime.

Me encomiendo a Ester.
Trinca a vista.
Grado amable dice.
Me caigo de segundo. Su p*** madre


Sam Way I
María se encarga de finiquitar, también a vista, el 7a+. Regletero, siuranero.
Me toca. Largo espléndido y más fácil de lo que aparenta. 7a de Reus perfectamente equipado. Inútil llevar friends. 

Sam Way II
8a+ dicen, Ae para mí.
Ferran intenta en vano.
Ester me saca de esta trampa.

La Crampe
Un 7a+ facilón y precioso sobre roca de ensueño. Un paso obligado entre dos techos bien protegido con bolts. Entramos un tótem verde y poca cosa más.

Un largo más de V (éste sí muy difícil y expuesto para su grado) y alcanzamos Le Laminoir, el muro superior fisurado de granito claro, vertical y atlético.

Le Tablier, 7b
Precioso y genial con un paso vertical tricky tricky tricky que precede el crux de la vía, un muro más tumbado y romo que superar con adherencias. Sin llegar a expuesto, resulta obligatorio





Laminoir,
fisura entre ancha y off width de 7a protegida con algunos bolts que completar con los camalots 1, 2 y 3.
A pesar de su apariencia amable, tumbará al Nº1, a la Doctora y a la Bombera. Mucha presión para un segundón como yo.

Bulshit
Un bloque de 7c+ que resiste los intentos de María y Ferran. Yo ni lo pruebo y me agarro a las 3 chapas que protegen la sección dura.

Luego fisura de sexto, bellísima.

El último largo, V+ que merece 6a+, igualmente excepcional.

Y a rapelar.
Vicenç y Patri se nos unen desde la vía contigua.

Tres cordadas sincronizadas compartiendo cuerdas. En poco más de una hora concluimos los 10 rápeles que nos separan del suelo.

El sol ha ido viniendo y escondiéndose detrás de nubes de evolución inofensivas. El frío marcado en las reuniones ayuda en la escalada.

Bajamos al refu y de allí a Ailefroide.
Jornada espléndida. Vía excepcional, una obra de arte.





La relativa facilidad de aproximación, su exposición sur (sol a partir de las 10.00 am), la calidez del refugio que sirve como base de la ascensión apenas glaciar (neveros), y una cota que no exige  aclimatación (3.576 mts),  la convierten entre los "must" de los Alpes, al nivel de Voyage selon Gulliver, Caminando, Salle Athée, o Traverso il Pesce .

No os dejéis intimidar por el grado de compromiso (ABO, sólo si se hace enteramente en libre, trampeando sale ED+, SR2). Se trata de una vía muy bien equipada en los séptimos (sobre-equipamiento diría un purista) que se disfruta con un nivel de deportiva de 7b (o 7a de pared). El largo de octavo se resume en una sección de apenas 6 metros equipada en Ae, y el 7c+ un bloque de dos metros también espitado.


A su lado Puré de Astragale, de cotación más modesta, os dejará sensaciones tan o incluso más intensas,  sobre una piedra igualmente espléndida. No la minusvaloréis!

Sialouze también tiene rutas asequibles y Raoul os alojará con idéntico mimo que a nosotros.